Normas Internacionales de Derechos Humanos

 

Los derechos humanos son a menudo garantizados por la ley, en la forma de tratados, principios generales y otras fuentes del derecho internacional, que establecen las obligaciones de los gobiernos para promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos. Hay otros instrumentos, tales como resoluciones, directrices y principios, que no son vinculantes (es decir, los Estados no tienen la obligación legal de cumplirlas) pero, aún así, son herramientas importantes para pedir cuentas a los Estados.

A continuación se presentan algunos de los principales tratados, declaraciones y resoluciones de derechos humanos relevantes a las defensoras de la tierra y los derechos ambientales. No hay tratados de derechos humanos que traten específicamente de estos derechos, pero hay importantes disposiciones en los tratados que se utilizan para defenderlos, y para proteger a sus defensoras/es.

 

Naciones Unidas

Declaración sobre Defensores de Derechos Humanos

(Título completo - 'Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos')

Subraya la importancia de las/los defensoras/es de derechos humanos, y estipula la necesidad por la parte del Estado de proporcionarles  apoyo y protección en el contexto de su labor.  Contiene una serie de derechos para las/los defensoras/es, como el derecho a reunirse pacíficamente para promover y proteger los derechos humanos; a solicitar y obtener información sobre los derechos humanos; a difundir información sobre los derechos humanos y a llamar la atención sobre su cumplimiento; y a obtener justicia para violaciones de los derechos humanos en su contra. La Declaración no crea nuevos derechos, sino aplica las disposiciones de tratados existentes, tales como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), al caso de las/los defensoras/es de derechos humanos. Véase el Folleto Informativo 29 - Defensores de los Derechos Humanos: Protección del Derecho a Defender los Derechos Humanos para obtener más información sobre la Declaración - página 20 se refiere específicamente a las mujeres defensoras, y se refiere a las/los defensoras/es de los derechos a la tierra y ambientales en varios partes del folleto.

 

Resolución sobre la Protección de las Defensoras de Derechos Humanos

En noviembre de 2013, la Asamblea General de la ONU adoptó por primera vez una resolución específica sobre la protección de las defensoras de derechos humanos. Reconoce los desafíos particulares que enfrentan, por quienes son y por la naturaleza de su trabajo, y pide a los Estados que tomen medidas sólidas para protegerlas, incluyendo el reconocimiento público de su papel importante, la introducción de leyes y políticas con perspectiva de género, y que se aseguren de que los responsables de violaciones y abusos contra las defensoras sean llevados rápidamente ante la justicia. La resolución ha sido aclamada como histórica por los grupos de la sociedad civil porque los estados se han comprometido públicamente a tomar medidas concretas para proteger a las defensoras.

 

Resolución sobre la promoción y protección de los derechos humanos en el contexto de las manifestaciones pacíficas

Pide a los Estados que protejan y respeten el derecho a la protesta pacífica, y entre otros puntos, insta a los Estados a que presten especial atención a la seguridad y la protección de las defensoras de actos de intimidación y hostigamiento. 

 

Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer  (CEDAW)

Es frecuentemente descrita como una carta internacional de derechos para la mujer.  Su objetivo es "asegurar el pleno desarrollo y adelanto de la mujer, con el objeto de garantizarle el ejercicio y el goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones con el hombre". Artículo 14 específicamente protege contra la discriminación de los derechos de las mujeres que viven en las zonas rurales. Entre sus disposiciones, establece que los Estados deben garantizar a estas mujeres el derecho a participar en los planes de desarrollo a todos los niveles, a organizar grupos de autoayuda y cooperativas a fin de obtener igualdad de acceso a las oportunidades económicas, a recibir un trato igual en los planes de reforma agraria y de reasentamiento, y a gozar de condiciones de vida adecuadas, entre ellas en las esferas de la vivienda, los servicios sanitarios, y el abastecimiento de agua.  Organizaciones de la sociedad civil han denunciado la discriminación y la persecución de las defensoras, incluida la violencia en contra de ellas, al Comité de la ONU que supervisa la aplicación de la CEDAW.

 

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) Los derechos contenidos en el Pacto incluye el derecho a la vida, el derecho a no ser objeto de detención arbitraria, el derecho a un juicio justo y las libertades de expresión y de asociación, así como el derecho a  participar en la toma de decisiones.

 

1992 Declaración de Río después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo.
Hay una serie de principios que son importantes para respaldar el derecho de los/las defensoras/es a participar en la toma de decisiones sobre cuestiones ambientales, a nivel nacional y local. Principio 10 establece que el mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados; Principio 20 y 22 reconoce el papel vital de las mujeres, los indígenas y otras comunidades locales en la gestión del medio ambiente y el desarrollo, y que así su plena participación es esencial para lograr el desarrollo sostenible. En el caso de los pueblos indígenas y otras comunidades locales, los Estados deberían reconocer y apoyar debidamente su identidad, cultura e intereses.

 

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC)

Los artículos 11 y 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que protegen el derecho a la alimentación y el derecho a la salud, son disposiciones claves relativas a los derechos a la tierra y ambientales, junto con el derecho a una vivienda adecuada en el caso de los derechos a la tierra. 

Véase el Folleto Informativo 33 Preguntas frecuentes sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales para más información.

 

Pueblos indígenas

Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) protege a un gran número de derechos de los pueblos indígenas en las zonas rurales. Incluye un requisito general de que los gobiernos debieran consultar a los pueblos interesados ​​cuando estań considerando medidas que los afectarían directamente (artículo 6). También prevé la evaluación de los impactos ambientales de las actividades de desarrollo propuestas y deja en claro que los derechos de los pueblos indígenas a los recursos naturales en sus tierras incluyen el derecho de participar en “la utilización, administración y conservación de dichos recursos".

 

Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas La Declaración va más allá de la Convención, por ejemplo, con respecto a la participación en la toma de decisiones y la autodeterminación. Sin embargo, la Declaración, a diferencia de la Convención, no es jurídicamente vinculante.

 

Véase el Manual Básico sobre la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (sólo en español).

 

Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial

En virtud de la Convención, los Estados se comprometen a prohibir y eliminar la discriminación racial en todas sus formas y a garantizar el derecho de todas personas, sin distinción de raza, color u origen nacional o étnico, a la igualdad ante la ley. Los derechos específicos que busca proteger incluyen derechos civiles y políticos - el derecho a ser propietario, individualmente y en asociación con otros, el derecho a la libertad de pensamiento, el derecho a la libertad de opinión y de expresión, el derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas, y los derechos económicos, sociales y culturales, incluido el derecho a la vivienda.

 

Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos

También conocido como los "Principios de Ruggie” consisten en tres pilares - el deber de los Estados de proteger los derechos humanos de los que están en contacto con las empresas; la responsabilidad de las empresas de respetar los derechos humanos en todas su actividades; y la necesidad de que los Estados y las empresas ofrecen remedios cuando se produzcan abusos. Los Principios Rectores, aunque no jurídicamente vinculantes sobre las empresas, están considerados el primer estándar global para prevenir y enfrentar el riesgo de abusos contra los derechos humanos vinculados a la actividad empresarial. Véase Introducción a los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos para más información. 

 

Información adicional

La Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos ha producido una serie de publicaciones, entre ellas un número de folletos informativos  sobre temas relacionados a los derechos.  Incluyen:

El derecho a una vivienda adecuada

Desalojos forzosos

El derecho a la salud

El derecho a la alimentación adecuada

El derecho al agua

En algunos casos los relatores especiales y los órganos de tratados (los comités que supervisan la aplicación de los tratados) habrán elaborado directrices detalladas, así como orientación sobre sus áreas de responsabilidad

Se puede encontrar más información sobre las normas de derechos humanos relacionadas con la tierra y el medio ambiente en dos informes de la ONU:

La Internacional Land Coalition ha elaborado una lista completa de los acuerdos internacionales, incluyendo declaraciones, relacionadas con el derecho de las mujeres a la tierra.

 

Sistema Interamericano de Derechos Humanos

Los tratados adoptados en el marco del Sistema Interamericano se encuentran en 'Documentos Básicos' en el sitio web de la Comisión de Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). A continuación se presentan algunos de los más relevantes para las defensoras de los derechos la tierra y ambientales.

 

Convención Americana sobre Derechos Humanos

La Convención contiene los derechos civiles y políticos fundamentales, como el derecho a la vida, el derecho a la propiedad, el derecho a no ser objeto de detención arbitraria, el derecho a un juicio justo y las libertades de expresión y de asociación, así como el derecho a participar en la toma de decisiones.

 

Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales 

El protocolo abarca los derechos económicos, sociales y culturales fundamentales, incluido el derecho a un medio ambiente sano. Estipula que “los Estados Partes promoverán la protección, preservación y mejoramiento del medio ambiente". También incluye el derecho a la alimentación, con los Estados Partes encargados de mejorar los métodos de producción, suministro y distribución de alimentos.

 

Otros incluyen:

Convencion Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer 

que reafirma el principio de la igualdad de mujeres y afirma que “Toda mujer podrá ejercer libre y plenamente sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales".

 

Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y Formas Conexas de Intolerancia

Entre sus disposiciones, estipula que los Estados deberan prohibir “La restricción o limitación.... del derecho de todas las personas a acceder o usar sosteniblemente el agua, los recursos naturales, los ecosistemas, la biodiversidad y los servicios ecológicos que forman parte del patrimonio natural de cada Estado, protegido por los instrumentos internacionales pertinentes y por su propia legislación nacional.

 

Además, la Organización de Estados Americanos adoptó la Resolución 1671 de 1999:

Defensores de los Derechos Humanos en las Américas:  Apoyo a las Tareas que Desarrollan las Personas, Grupos y Organizaciones de la Sociedad Civil para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos en las Américas  que reconoce y respalda el trabajo realizado por los defensores de derechos humanos y su valiosa contribución a la promoción, respeto y la protección de los derechos y libertades fundamentales en las Américas, e insta a los Estados miembros a que continúen sus esfuerzos a otorgar a los defensores de derechos humanos las garantías y facilidades necesarias para que puedan seguir ejerciendo libremente su trabajo.